El diputado José Guadalupe Aguilera Rojas lo acusa de actuar en el Tren Maya como lo hizo su antecesor con el Tren México-Toluca. Los ciudadanos –dijo- exigen conocer en qué y cómo se gastan los recursos que aportan a través de los impuestos.

Dada la opacidad con la que el actual gobierno federal trata de imponer por encima de la ley sus megaproyectos de infraestructura, en una actuación similar a la de sus predecesores, el diputado José Guadalupe Aguilera Rojas calificó de la máxima prioridad aprobar y hacer valer la nueva Ley de Obras Públicas.

A unos días de que se realice el último de los foros nacionales para este propósito, el Secretario de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados acusó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de gastar el presupuesto público, resultado del pago de impuestos por parte de los mexicanos, con total discrecionalidad.

“Los mexicanos queremos claridad y transparencia sobre el uso de nuestras contribuciones. Por ejemplo, en el presupuesto asignado para la construcción del Tren Maya hay opacidad total. No conocemos el proyecto ejecutivo ni el dictamen sobre su impacto ambiental”


José Guadalupe Aguilera Rojas

Secretario de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados

Recordó que un comportamiento parecido tuvo el gobierno de Enrique Peña Nieto en las obras que inició durante su sexenio y que no concluyó al término del mismo, como el Tren México-Toluca, al cual se le tienen que asignar más recursos para concluirse, pero sin garantía alguna sobre su calidad.

“Con todo respeto –dijo-, tampoco vemos claridad en este gobierno federal (con respecto al Tren Maya). Yo le pregunto al pueblo de México si conocemos el presupuesto asignado, el dictamen de impacto ambiental, las dificultades con las comunidades indígenas, a las que no se ha tomado en cuenta”.

El congresista michoacano dio la bienvenida a las grandes obras que requiere el país, pero con apego a la ley, con eficiencia y con honestidad, de modo que además de gastarse bien los recursos, los proyectos se terminen en los tiempos anunciados.

Informó que durante los foros realizados en ciudades como Guadalajara, Morelia y Monterrey, la exigencia generalizada a todos los gobiernos y partidos políticos fue que los recursos que aporta la ciudadanía a través del pago de impuestos sean para obras de verdadero impacto social y económico, además de amables con el medio ambiente, y no que se derrochen en procedimientos discrecionales, así sean grandes obras, como se pretende con el Tren Maya.

La Comisión de Infraestructura, cuyos integrantes aprobaron por unanimidad la realización de estos foros, busca precisamente atender esa inquietud de la ciudadanía, es decir, que los gobiernos, no sólo el federal que es el que utiliza más recursos, sino también los municipales y estatales, ejerzan bien los presupuestos.

El foro a realizarse en la Ciudad de México el próximo 24 de abril será la conclusión de este ejercicio democrático y transparente. Como los anteriores, en él se expresarán actores y expertos del ramo, como ingenieros, arquitectos y empresarios, pero también representantes de los tres niveles de gobierno y de otros ciudadanos, a fin de que esta nueva norma beneficie a los mexicanos.

Te puede interesar: