La noche del domingo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que las cuentas bancarias fueron congeladas debido a las investigaciones realizadas contra la ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles y su oficial mayor, Emilio Zebadúa, por el posible desvío de recursos.

Una semana antes de la acción administrativa, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que se había solicitado vincular al proceso de investigación a la ex titular de Sedatu, por el uso indebido de recursos provenientes del erario público.

En la carpeta de investigación iniciada por la FGR se identificó la entrega de contratos a diversas universidades, mismas que extendieron subcontratas a otra empresas para el desarrollo de los servicios solicitados. 

Hasta el momento se conoce que por lo menos habría medio centenar de empresas involucradas, señaladas por probable lavado de dinero a través de reportajes hechos por Animal Político, el diario Reforma y el portal de Aristegui Noticias. 

Ante esto Robles publicó en su cuenta de Twitter, fotografías con una carta remitida al Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, en la que expone su inconformidad por las investigaciones y denuncia ser víctima de “calumnias por el periódico Reforma” y “linchamiento y difamación” por la investigación de Animal Político publicada en 2016.