La activista defensora de los derechos humanos y ex senadora de la República, Angélica de la Peña Gómez destacó la gran importancia que juega la laicidad en el gobierno pues no sólo es cuestión de gobernanza sino de derechos de las mujeres ya que el “feminismo y laicismo van de la mano”.

De la Peña se refirió a la doble moral de AMLO que, al imponer su visión moral, religiosa y conservadora, está violentando la Constitución por lo que, en conclusión, la laicidad en el Gobierno actual sigue siendo un asunto pendiente que debemos exigir.

Por su parte, Armando Javier Díaz Camarena, investigador de la Diversidad y Derechos Sexuales, habló sobre las estrategias que están usando los grupos en contra de la laicidad –sobre todo el tema de derechos sexuales y reproductivos-, los cuales se insertan en la estructura de los partidos políticos y en las tomas de decisiones de las legislaturas, lo que significa un desafío porque se han estado deteniendo leyes a favor de los derechos humanos.

Finalmente, el profesor e investigador del Colegio de México, Roberto Blancarte Pimentel dejó claro que las asociaciones religiosas y el mismo Gobierno deben respetar el estado liberal constituido desde 1857, cuyas bases establecieron un principio de separación entre estados e iglesias.

La discusión se dio en el foro “La laicidad del estado mexicano: actualidad, expectativas y retos en el escenario nacional contemporáneo”.