Por considerar que Morena quiere acallar su crítica respecto a las imposiciones de ese partido, Alejandro Rojas Díaz Durán anunció este domingo su renuncia a la Coordinación de Asesores de Morena en el Senado de la República para enfrentar el juicio que inició en su contra la Comisión de Honor y Justicia del Partido.

“Quiere aplastar mi libertad de expresión y acallar mi crítica respecto a sus imposiciones y, sobre todo, censurar mis señalamientos fundados por mi reiterada denuncia respecto a cómo están deformando el espíritu fundacional de Morena y poniendo en riesgo el futuro libertario y democrático de México”, expresó a través de un manifiesto compartido en redes sociales.

El coordinador de Asesores de Ricardo Monreal aseguró que Raúl Salinas de Gortari es el verdadero padrino de Yeidckol Polevnsky y su primer maestro político, “en las épocas en que el neoliberalismo feroz consolidó su presencia devastadora y perniciosa en México”.

“Por eso me quieren hacer un desafuero en lo oscurito, para acallar –de una vez por todas– la libertad de expresión, aplastar la conciencia crítica y, de paso, suprimir la pluralidad, el debate democrático y la tolerancia política. Me quieren seguir un juicio de oficio dirigido por su Santo Oficio”, afirmó Rojas Díaz Durán.

Criticó que de manera sistemática, se han pisoteado los Documentos básicos y violado los Estatutos, para imponer muchísimos candidatos y dirigentes, que son la antípoda de lo que éticamente están obligados a representar.

“Su estrategia y táctica está basada en la exclusión de líderes reales y en impedir la libre participación de ciudadanos de buena fe que se quieren sumar a Morena, pero que, en vez de impulsarlos, a cambio reciben un portazo, dedazos y encuestas patito, acomodando sus fichas a conveniencia y/o por intereses inconfesables”, condenó Alejandro Rojas.

Mencionó que la militancia de Morena en el poco tiempo que tiene en la vida pública, ya puede llenar una biblioteca con los cientos de agravios de los que han sido objeto en casi todos los rincones del país.

“No han dejado títere con cabeza. Por eso me quieren hacer un desafuero en lo oscurito, para acallar –de una vez por todas– la libertad de expresión, aplastar la conciencia crítica y, de paso, suprimir la pluralidad, el debate democrático y la tolerancia política.

Me quieren seguir un juicio de oficio dirigido por su Santo Oficio. Por ello, les solicito, muy respetuosamente, que entonces mi juicio sea público y ante los medios de comunicación. Es mi derecho constitucional y partidista. Ese es un punto.

El otro punto y es el más delicado: el riesgo. Lo más grave del asunto, es que en el fondo quieren mantener el control y la dirección de un enorme movimiento popular, en el que coincidimos, hoy todavía, representantes del más rico mosaico de la pluralidad política e ideológica de México”, manifestó. El senador suplente adelantó que tiene la intención de recorrer el país y ponderar el respaldo de la militancia  y de los mexicanos para luchar por la dirigencia nacional de Morena, con el firme propósito de democratizarla.

Con información de Quadratín