En la última década, el número de videojugadores ha aumentado en gran volumen, a tal grado que se han llegado a generar ingresos similares a los de la cinematografía. Si nos hemos dado cuenta, aunque los cambios en los gráficos de los juegos han sido muy notorios (lo cual se agradece), el modo en la que nos disponemos a entretenernos no ha cambiado mucho, no ha sido muy innovador, hablando de casi 40 años a partir de la primera consola

Recordemos que de inicio fueron creadas para un jugador, posteriormente incrementó a dos, cuatro, online; sin embargo, la consola siempre delimita qué videojuegos pueden jugarse y el lugar en dónde hacerlo, ejemplo: se necesita un PlayStation 4 y los juegos son excusivamente para esta consola, no funcionan con alguna otra. Pero, ¿qué pasaría si pudieras jugar sin que dispongas de una consola? suena interesante ¿no?

Las grandes corporaciones Google y Apple podrían darle a lo anterior, otro enfoque para poder vivir la experiencia bajo demanda, multidispositivo y que no dependa de que tengas una consola.

En días anteriores Microsoft presentó en el E3 (la convención de videojuegos más importante de ese sector) la propuesta de de una consola para una multitud de dispositivos a través de XCloud, esto consiste en transformar un Xbox One en un servidor personal desde el cual podrías jugar de forma remota. Esto, por lo que se mencionó, sería a través de una suscripción mensual. De ser así, se ofrecería al usuario un catálogo de más de cien juegos disponibles, sin consola o un ordenador de la potencia suficiente para poder jugar los títulos de novedad. 

Este servicio competirá directamente con Stadia, oferta que su principal objetivo es jugar desde cualquier dispositivo que cuente con navegador Chrome gracias a su nube. 

Esto sería más o menos un Netflix de videojuegos, pagar por disfrutar de este servicio y no tener la necesidad de realizar una inversión de 4 mil a 10 mil pesos por alguno de estos aparatos electrónicos. Como lo mencioné, Apple también está en competencia, ya que desde marzo de este año anunció que mediante un pago mensual, los usuarios pueden disfrutar de màs de 100 juegos utilizando la App Store.

La pregunta sería ¿a quién está dirigido este tipo de ofertas? ¿Jugadores casuales de móvil o posibles nuevos consumidores a los que atraen los títulos de última generación pero piensan que la inversión inicial es muy grande?