El gobierno de Estados Unidos presentó, este miércoles, normas que le permitirán a las autoridades norteamericanas detener a las familias de inmigrantes por un tiempo indefinido mientras los jueces determinan si se les otorga el asilo en el dicho país.

En 1997 se llegó a un acuerdo legal, en el cual se establece un tiempo límite para que las autoridades estadounidenses puedan detener a inmigrantes menores de edad, el tiempo límite es de 20 días. Dicho acuerdo será sustituido por las nuevas normas que propone el gobierno de Donald Trump.

El llamado Acuerdo Flores es uno de los principales argumentos que ha utilizado el gobierno norteamericano para justificar el aumento de la inmigración, así mismo, asegura que este pacto alienta a las personas a llevar a niños con ellos para que sean liberados en Estados Unidos mientras sus casos judiciales están pendientes.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo, a través de funcionarios anónimos, que la nueva norma tendría un efecto disuasivo al mostrar a los potenciales inmigrantes que no serán necesariamente liberados en el país si llegan a la frontera con niños.

Por su parte la Academia Americana de Pediatría se ha referido reiteradamente sobre las detenciones, ya que señala que no es apropiada para los niños, ya que podrían sufrir muchos síntomas negativos físicos y emocionales. Aunque las autoridades dicen que las familias recibirían tratamiento de salud mental y otros servicios.