Sus ocho siglos de existencia llevan  implícitos pasajes de la historia, la cultura, la literatura y la política francesa, que sin duda tuvieron repercusión en la historia y cultura universales que recordamos a continuación. 

La catedral de Notre Dame, erigida entre los años 1163 y 1245, referente de la arquitectura gótica, de la literatura y del turismo mundial, ha sufrido hoy un incendio devastador. 

La primera piedra de la catedral se colocó en 1163, durante la época del medioevo en la que París crecía en población y surgía su importancia como centro político y económico de Francia. 

En 1871, con la Revolución Francesa, fue objeto de actos vandálicos, corriendo incluso el riesgo de ser incendiada. 

El escritor francés, Víctor Hugo, tomó la catedral como escenario de su famosa novela “Nuestra Señora de París”, publicada en 1831. 

La catedral, rodeada de las aguas del Río Sena, fue también testigo de la coronación de Napoleón I (1804), la beatificación de Juana de Arco (1909) y de la celebración de una misa, el 26 de agosto de 1944, después de la liberación de París durante la Segunda Guerra Mundial. 

Notre Dame fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1991, y es una de las obras arquitectónicas más visitadas en Europa, un símbolo de la ciudad de París, baluarte del pueblo francés y de la humanidad que hoy lamenta esta irreparable pérdida material.