Cientos de personas fueron contratadas por Facebook para transcribir los audios enviados por usuarios a través del MessengerAlgo que, de acuerdo con la compañía, se llevaba a cabo para mejorar el servicio.

Según varias personas cercanas al asunto, que pidieron a la página Bloomberg mantener su anonimato, los contratistas no tenían idea de por qué Facebook solicitaba dicho servicio, ni tampoco cuándo fueron grabadas o cómo se obtenían las conversaciones. 

Sin embargo, la compañía recalcó que sólo se escucharon las conversaciones de los usuarios que habían seleccionado la opción de que sus audios fueran transcritos en Messenger y que estos no eran identificables, es decir, que se desconocía la identidad de la persona o personas que los habían enviado.

Incluso insistieron en que no escuchan lo que se dice en los micrófonos de los dispositivos sin el permiso conveniente ni la activación explícita por parte del usuario.

El acto, que invade la privacidad de los usuario, fue hecho, de acuerdo con la empresa, simplemente para verificar si la inteligencia artificial de la red social interpretaba correctamente los mensajes.

En un comunicado de Facebook a Europa Press, la empresa aseguró que “al igual que Apple y Google, hemos detenido la revisión de audios con humanos hace más de una semana”. 

Con esto Facebook se une a Apple, Amazon, Google y Microsoft que, durante el último mes han admitido que también tenían a personas contratadas para transcribir conversaciones de sus usuarios con el objetivo de mejorar la calidad de los servicios de reconocimiento de voz y su Inteligencia Artificial.