El Centro Nacional de las Artes (Cenart), en colaboración con la Rai (Radiotelevisione Italiana), presenta la muestra Opera Omnia. Las obras de arte en la era de la reproducción digital II, la cual consta de 60 reproducciones digitales en alta resolución y tamaño real de pinturas y frescos de tres grandes artistas del Renacimiento italiano: Giotto di Bondone (1267-1337), Piero della Francesca (1412-1492) y Sandro Botticelli (1446-1510).

La exposición reúne obras maestras del patrimonio cultural italiano que se encuentran en diferentes recintos y cuyo valor, monetario e histórico, hace imposible su traslado. Opera Omnia permite apreciar dichas piezas en las que incluso es posible percibir los detalles más pequeños por el efecto del paso del tiempo en los originales, lo que en muchas ocasiones es difícil de observar en los museos, frente a cada pintura.

Opera Omnia constituye una continuación de Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible, la exitosa exposición que en 2015 atrajo al Cenart a 186 mil 14 visitantes de manera gratuita, durante 94 días. En dicha muestra se exhibieron 57 reproducciones digitales de pinturas y frescos de los artistas mencionados.

En esta nueva exhibición se busca además difundir la importancia de dichas obras y proponer una reflexión sobre el Renacimiento y su influencia en la historia de la civilización y el arte. Este movimiento, que surgió en Europa Occidental, se desarrolló aproximadamente desde finales de los siglos XIII hasta el XVI y se caracterizó por un auge en la cultura, la ciencia y la filosofía humanista, mientras que en el arte predominaron los ideales clásicos, la búsqueda de la belleza, el equilibrio y la armonía.

Giotto di Bondone, Piero della Francesca y Sandro Botticelli son tres artistas representativos de este gran movimiento cultural que marcó el final de la época Medieval y el inicio de la Edad Moderna. Giotto es un ejemplo de esta transición, sus obras muestran un lenguaje figurativo y un acercamiento temprano a la noción de perspectiva que perfeccionaron sus sucesores.

Piero della Francesca se sitúa como transmisor de valores clásicos y en sus cuadros resaltan rasgos profundamente religiosos que adaptó de manera consciente a los modelos antiguos, mientras que Botticelli es un símbolo de la pintura italiana del siglo XV, con un dominio de la armonía y la perspectiva que conjuntó con el uso de significados religiosos y alegóricos, así como referencias a la mitología grecorromana que se han convertido en una característica principal de su legado.

Opera Omnia es una iniciativa en la que la tecnología digital actúa como poderosa herramienta de acceso a la cultura y el arte, posibilitando el acercamiento a obras maestras resguardadas en diversas partes del mundo, o que son imposibles de trasladar por su alto costo de gestión, administración y conservación.