Una vez más el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador señaló que el país no se meterá en política exterior siguiendo principios constitucionales y para no ser “candil de la calle y oscuridad de la casa”.

Al ser cuestionado este jueves en su conferencia mañanera sobre la primer visita oficial de Michelle Bachelet como alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, y los señalamientos que ha hecho ella sobre la crisis humanitaria en Venezuela, el Primer Mandatario reiteró su postura de no intervención.

“Eso es un tema muy polémico que se presta a muchas interpretaciones y hasta a conjeturas, pero nosotros hemos sido lo suficientemente claros, ya hasta parezco disco rayado de estar repitiendo y recordando lo que establece el Artículo 89 de nuestra Constitución: No intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de controversias, de ahí no nos movemos”, respondió.

“Ella es bienvenida en México pero no nos metemos con lo de Venezuela porque queremos mantener la política exterior de México que señala, o que establece la Constitución, eso es todo y no queremos ser candil de la calle y oscuridad de la casa, por eso lo mismo en cuanto a las diferencias que hay en el libre comercio, o a las relaciones comerciales, ¿para qué meternos si hay una diferencia entre Estados Unidos y China?”, cuestionó.

Obrador una vez más criticó a sus antecesores por la forma en que llevaron las relaciones exteriores, donde México intervenía para tratar de resolver problemáticas de otras naciones. 

“Hubo una época en que la política exterior de México no se manejaba con prudencia, con cautela, y sin que nos pidieran nada nos ofrecíamos a ser mediadores en todos los conflictos del mundo, nosotros no tenemos esa función para eso es la ONU (Organización de las Naciones unidas), lo que tenemos que procurar es limpiar nuestra casa, si estamos bien en México, si hay desarrollo en México, si no se violan derechos humanos en México, si no hay violencia en México pues nos van a respetar afuera, vamos a ser respetados afuera y tener relaciones de amistad con todos los gobiernos, con todos los pueblos del mundo, nada de política hegemónica, ni adherirnos o sumarnos a bloques, no.

México tiene una muy buena política exterior definida por su historia”, apuntó. De acuerdo a la información oficial de la ONU, durante su visita que inicia este viernes 5 de abril, mientras se encuentre en México, Michelle Bachelet se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador y mantendrá conversaciones con secretarios del gobierno, funcionarios destacados y legisladores, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (SCJN), el fiscal general y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“La señora Bachelet es una mujer admirable que respeto mucho, y ella tiene pues una responsabilidad que está cumpliendo, que creo lo está haciendo muy bien porque es una extraordinaria mujer, con convicciones, ella padeció, ahora sí que en lo más íntimo lo que significa la violación de derechos humanos, ella es una víctima de violación de derechos humanos, su historia, su familia, y ella fue secretaria de la Defensa en Chile, y Presidenta, dos veces, fue electa y reelecta porque se puede hacer eso en Chile”, consideró el Presidente.

También tendrá reuniones con representantes de la sociedad civil, así como con migrantes, defensoras de derechos humanos, víctimas de violaciones y abusos, y familiares de personas desaparecidas. La Alta Comisionada concluirá su visita con una conferencia de prensa el 9 de abril a las 13:00 en el Centro Cultural de España en la Ciudad de México