Andrés Manuel López Obrador presidente de México, aseguró que cada quien es libre de expresar su sentir, tras las declaraciones de Elba Esther Gordillo al calificar su iniciativa para la reforma educativa, como “una reformita” y amagó que se podría cancelar su iniciativa si no se llega a un acuerdo con los maestros.

Luego de que la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) expresara su deseo de volver a dirigirlo, criticara los cambios implementados por el actual gobierno en materia educativa, y manifestar su desacuerdo por la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el Primer Mandatario consideró que es parte del derecho a disentir.

El Presidente de México destacó que respetaba las palabras de la maestra, ya que toda persona era libre de expresar su sentir, sin embargo, reiteró que la actual Reforma Educativa se cancelará para evitar que se intente sacar provecho de esta.

Manifestó que Gordillo Morales están en su derecho de contender por encabezar nuevamente el SNTE, por lo que confió en que las elecciones se llevarán de una forma pacífica y sin amedrentar a los maestros al realizar su elección libremente.

“Que haya libertad sindical y democracia sindical, ya hasta estoy reservando mi lugar en primer fila porque quiero ver las elecciones internas, quiero ver a los maestros votando por primera vez en urnas, de manera libre y en secreto. Sin acarreos, sin amenazas, con democracia”, puntualizó López Obrador, agregando que se dará una clase de civismo durante esa jornada.

El Jefe del Ejecutivo Federal además fue cuestionado sobre las trabas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para que avance su propuesta de reforma, por lo que amagó que se podrá volver a los tiempos cuando no había una Reforma Educativa.

“Si se llega por el camino del diálogo, extraordinario, si no voy a proponer la cancelación, voy a cuidar bien de cómo estaba antes la política educativa de la reforma que llevaron a cabo, la mal llamada reforma educativa y les voy a dejar las cosas como estaban, es decir, cómo funcionan los amparos, nada más que retroactivo, que se quede tal cual, no sé si de esa manera habría protestas, creo que no”, afirmó.

López Obrador añadió que instruyó al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, de cancelar en su totalidad la Reforma Educativa de su antecesor, asegurando que los líderes sindicales no puedan aprovecharse de la situación para “sacar tajada”.